Cómo entrar en estado flow

10/09/2021

Cuando nos concentramos plenamente en nuestras actividades más valiosas, perdemos la noción del tiempo y alcanzamos un estado mental  que hoy se denomina «flow». Este término fue acuñado por el psicólogo Mihály Csíkszentmihályi para describir un estado mental de armonía entre la información procesada por el cerebro y los objetivos que perseguimos.

Para ello, Csíkszentmihályi se basó en otros autores para estudiar los hábitos, rituales, actitudes y mentalidad de personas felices que decían tener altos niveles de creatividad y satisfacción en sus vidas. ¿Por qué algunas personas eran más felices que otras? ¿Era una cuestión de recursos o había algo más? Pues bien, llegó a la conclusión de que la felicidad no es consecuencia del dinero, sino de expresar la creatividad para llevar nuestro talento a un nivel superior. Y esta mentalidad tiene consecuencias directas en la experiencia cerebral.

 

¿Es posible entrar en flow en el trabajo?

Para sí, tenemos más facilidad de entrar en flow cuando trabajamos o compartimos experiencias con otras personas. Además, la capacidad de entrar en estados de flow es más común en personas con rasgos de personalidad caracterizados por una alta responsabilidad y bajo neuroticismo. Es decir, aquellos que no ceden ante la ansiedad, buscan retos y tienen la capacidad de auto–regularse.

Pero si nos dejamos llevar por períodos de atención más cortos y entornos de distracción, solo podremos esperar mayor procrastinación y menor tiempo en flujo realizando tareas con un propósito. El agotamiento de muchas personas no se debe a un exceso de trabajo, sino a falta de trabajo significativo. El flujo es el resultado de hacer continuamente las cosas que nos hacen sentir significativos y nos hacen superar los límites de nuestras habilidades. Solo eliminando las distracciones y aprovechando los estados de flow somos realmente productivos, tanto en el trabajo como en otro tipo de actividades.

Tipos de actividades para entrar en flow

Steven Kotler, en su libro Stealing Fire, expuso los diferentes desencadenantes que pueden ayudar a inducir el estado de flow:

Sociales: cuando las personas de un grupo entran juntas en un estado de flujo, por ejemplo, en un deporte de equipo. Necesitan una concentración intensa, objetivos de grupo claros, buena comunicación y participación en el grupo.

Creativos: cuando pensamos de forma diferente sobre los retos a los que nos enfrentamos. El estado de flujo aumenta la creatividad en un bucle de retroalimentación positiva: descubrir nuevas formas de resolver una tarea nos lleva a asumir riesgos, y viceversa.

Ambientales: cuando una actividad tiene algún tipo de riesgo físico, mental, social o emocional.

Psicológicos: cuando hay una serie de factores (un objetivo claro, feedback constante y cierta dificultad) que permiten una mayor concentración en el momento presente.

Todos estos desencadenantes del flujo tratan esencialmente de una cosa: mejorar tu concentración. Mientras el elemento decisivo del flujo es la atención, la multitarea es su enemigo. Debes evitar a toda costa entrar en multitarea si quieres experimentar el flujo.

Cómo entrar en estado flow

  • Primero, define objetivos claros. La claridad da poder y ayuda a centrarte en lo que hay que hacer.
  • Segundo, encuentra feedback Tener objetivos clarifica lo que estás haciendo y el feedback es solo un mecanismo para sentir cómo vas mejorando. Es la manera de aplicar el poder de la metacognición a tu concentración. En lugar de usar tu cerebro en modo usuario, has iniciado sesión en modo administrador.
  • Tercero, busca el canal del flujo. Si la dificultad de una tarea es demasiado alta o demasiado baja para tu nivel de habilidad, perderás tu interés y capacidad de prestar atención culpa del estrés.
  • Cuarto, elimina todas las distracciones. Pon el foco en el momento presente, bloquea las notificaciones, pestañas del navegador y el teléfono. Solo cuando puedas concentrarte con atención plena durante al menos 10-15 minutos, podrás entrar en el estado de flujo.
  • Quinto, amplifica tus emociones con el cuerpo. A la capacidad de sentir con el cuerpo se le da poca importancia. Aprovecha las técnicas del mindfulness para aprender a llevar tu foco hacia el cuerpo.

Se trata de aprender a concentrarte en desarrollar la capacidad de entrar en flow, antes que luchar contra la ansiedad y la frustración de no alcanzar tus objetivos o estar a la altura de las metas.

 

(Contenido adaptado de Smart Sapiens)

ETAPA EMPRENDEDORA: Sensibilización-motivación.


Para agregar a favoritos regístrate aquí
Imprimir
  • Compartir:

Recursos relacionadas

Embudo de conversión o funnel y temperatura de los clientes

Sin confianza, no hay venta. Hay que generar confianza durante todo el proceso de venta. En toda estrategia de marketing hay que tener en cuenta el embudo ...

5 Lecciones en medio de la pandemia

El año 2020 supuso desafíos sin precedentes para las empresas de todos los sectores. La pandemia de COVID-19 golpeó la trayectoria de crecimiento y ...

Cómo conocer y tratar a ciertos clientes

Conocé los siete tipos de clientes que pueden afectar la reputación de tu empresa. ¡Aprendé a tratarlos! Los clientes constituyen el elemento clave ...

10 herramientas para mejorar tu posicionamiento de marca

¿Qué está haciendo mi competencia? Antes de crear una estrategia de marketing, es importante investigar qué está haciendo la competencia para saber ...