Maternidad y emprendedurismo

2018-05-12

Para mimar a todas las mamás emprendedoras que sacan adelante el emprendimiento más importante: la familia, elegimos compartir la experiencia de Lucía Spangenber, una mamá bioinformática, fundadora de Genlives, empresa que está presente en el mercado desde 2016 para ofrecer estudios genómicos como insumo de la medicina.

(Fotógrafo: Juan Manuel Barbé)

Embarazo e incubación

El emprendimiento surge en 2015, cuando ya estaba embarazada de mi primera hija. La incubadora Bioespinn del Instituto Pasteur de Montevideo fue creada en ese entonces y era ese el momento para comenzar con la idea. No lo planifiqué de esa forma, simplemente se dio todo junto.

La idea nació en el marco de mi posdoctorado en la Unidad de Bioinformática del Instituto Pasteur de Montevideo. El proyecto del posdoctorado era sobre genómica humana, tanto la parte evolutiva como la parte de medicina genómica. Me pareció que sería de utilidad aplicar los conocimientos aprendidos en el área de genómica médica y volcarlos a la sociedad. Pretendemos ofrecer un servicio de medicina genómica que ayude al diagnóstico de enfermedades de base genética (en pacientes) o que determine factores de riesgos a contraer enfermedades (en individuos sanos).

Muchos de los pacientes que nos llegan son niños con enfermedades raras (poco frecuentes); de alguna manera me focalicé más en ellos quizá por el hecho de haber tenido poco antes a mis hijas, creo que por esta misma razón empaticé con la situación de estas familias que están, desde hace mucho tiempo, en busca de un diagnóstico para sus hijos y que hacen todo lo que esté al alcance para ayudarlos. Es increíble ver la fuerza que se pone cuando un hijo lo precisa.

Un hijo, una startup

La startup es como un bebé, que criás dentro hasta que sale al mundo, querés ver que crezca sano y bien, le enseñás a gatear primero, caminar después, correr y crecer muy rápidamente (capaz los bebes reales deberían crecer más lentamente). Te lleva las mismas horas sin dormir que un bebé real, implica muchas preocupaciones y cuando alcanza alguno de los hitos te hace sentir irracionalmente feliz.

Durante mi primer embarazo estábamos recién empezando con el emprendimiento y habíamos obtenido la incubación. Para montar la empresa fue clave el apoyo de la Agencia Nacional de Investigación e Innovación (ANII), a través de la incubación en Bioespinn. Así que no era un momento para tomarse licencia, ni maternal, ni de ningún tipo. Sí tuve licencia maternal de mi trabajo en el Instituto Pasteur, pero no del emprendimiento.

Fue un tiempo un poco duro con la bebé (¡que no dormía nada!), el otro bebé, la startup, la investigación (que nunca para) y además tenía que dar clase. Había que sacar todo adelante, lo que hubiera sido imposible sin la ayuda de mi esposo. Somos un equipo al cien por ciento.

En el segundo embarazo la startup ya estaba un poco más encaminada, era el último año de incubación de ANII. Tuve muchos eventos de difusión ese año y mucha actividad laboral en general, además algunos eventos en el exterior a los que no pude ir por el límite de semanas de embarazo que tienen las aerolíneas. La empresa empezaba a caminar muy de a poco. Cuando llegó la hora de la licencia, tampoco hubo mucho espacio para ella. A los cinco días de nacida la segunda bebé tuve unas reuniones muy importantes de la empresa que no podía postergar, así que fui y con la mejor cara, hice lo que pude; se habló y se negoció con los clientes y nos fue bastante bien.

Por suerte en los dos embarazos pasé muy bien, no hubo complicaciones, así que pude trabajar hasta el final, tanto en el Instituto Pasteur como en la incubación de la ANII con la startup. Se complicó más cuando la bebé ya estaba con nosotros; la logística es mayor, el cansancio y la demanda física también y el tiempo que queda para trabajar es más limitado. Por eso hay que hacer rendir el tiempo; en cualquier huequito que tuviera, a cualquier hora, se trabajaba en el emprendimiento.

Emprender en equipo

Mi equipo de la startup es el mejor. Hay confianza al cien por ciento entre todos, somos 4, y cada uno tiene sus puntos fuertes y responsabilidades dentro de la empresa. Todos tienen hijos por lo que todos son comprensivos cuando se complica la logística y hay que hacer reuniones por Skype porque el nene está enfermo o hay que hacer todas las reuniones en mi casa porque la bebé es chiquita; estuvieron meses viniendo todos a casa y aguantando llantos y horas de comer...

En estos casos internet como herramienta es importante, pero no es lo único para hacer que funcione la dinámica de trabajo. Actualmente es fundamental en cualquier emprendimiento, para hacer difusión y que te conozcan el primer paso es tener presencia en la red, aunque no alcanza solo con eso, por lo menos para nosotros. Precisamos estar presentes en el pensamiento de los médicos, que nos tengan en cuenta para el diagnóstico de sus pacientes. Eso no se hace a través de la red, se hace en el día a día, con charlas de difusión, con el boca a boca, etcétera.

Maternidad y emprendedurismo se salen de lo tradicional

No siento presión social hacia la figura de madre tradicional; creo que cada una es la mejor madre para sus hijos que puede ser y todas somos distintas.

Mi trabajo de investigadora y el de emprendedora, si bien requieren de mucha dedicación, pueden ser muy flexibles con los horarios, eso me permite hacer cosas con mis hijas que capaz los trabajos más tradicionales no. Almorzar con ellas todos los días, llevarlas al jardín, viajar con ellas a diferentes países, ir al médico en el medio de la mañana, entre otras. Muchas veces trabajo desde casa ―al igual que mi esposo― eso tiene como ventaja que estamos mucho con ellas y, como desventaja que nunca terminás de trabajar realmente.

«El tiempo no es infinito» me dicen siempre porque me encanta hacer de todo, vida social, deporte, trabajo de investigación, mi emprendimiento, ser mamá, y todo eso me encantaría que entrara en las 24 horas del día. Lamentablemente no pasa, así que algunas actividades las hago con menor frecuencia que la que quisiera, pero con una buena organización y un buen compañero al lado con el que puedas compartir las tareas y que te apoye, se puede hacer casi todo.

Ser madre y emprender en Uruguay

Uruguay no es un país fácil para emprender, independientemente del género o la maternidad. Sin embargo, en estos últimos años han surgido varias incubadoras ―como Bioespinn― eso mejoró bastante el panorama.

Hay programas que apoyan específicamente a mujeres emprendedoras, mujeres en tecnología, mujeres en la ciencia. Si bien lo que ofrecen son mentorías o difusión de proyectos y en pocas instancias financiación, no hay nadie que ofrezca una guardería para cuidar a los bebés, para que las madres, o los padres puedan trabajar o un espacio de cowork con guardería.

Sin embargo, hay varias iniciativas intentando fomentar a las mujeres emprendedoras, sobre todo en tecnología: Girls in Tech, día de las chicas en las TIC, en donde hay eventos de difusión, en las competencias de startups muchas veces hay una categoría de mujer emprendedora, lo que puede motivar a mujeres a presentarse a dichas competencias.

La maternidad cambia la forma de sentir la vida

Las prioridades son otras, las preocupaciones son otras, lo que te hace feliz abarca más cosas. Si bien yo no era alguien que tenía definido que mi proyecto de vida incluía ser madre ―si llegaba, estaba bien― ahora me doy cuenta de que para mí, personalmente ―no quiero decir que para todo el mundo sea así― es una vivencia que me completa desde otro aspecto. 


Imprimir
  • Compartir:

Noticias relacionadas

Inscribite a las actividades a través del portal

En la nueva versión del portal seguimos dándote más. Con el nuevo módulo de networking incorporamos herramientas que facilitan la detección de vínculos ...

Montevideo Mini Maker Faire

La mayor feria de inventores del mundo tendrá su segunda edición el viernes 26 ysábado 27 de octubre en Incubadora Rabbit y Enlace Cowork. Montevideo ...

Uruguay emprendedor ahora en modo Networking

La nueva versión del portal Uruguay Emprendedor, recientemente liberada, incorpora un módulo de relacionamiento entre emprendedores e intercambio de ...

Networking: Ganá visibilidad para tu emprendimiento

Ya quedó en funcionamiento el nuevo módulo de Networking  del portal Uruguay Emprendedor. Ahora, además de encontrar programas de apoyo, recursos, ...